Avda. Las Condes 13305, Santiago, Chile.

Horarios : Lu a Vi: 9 a 20 hrs. Sá: 9 a 14 hrs.
  Teléfonos : +56225994525 ó +56222071125

Aumento Mamario

Aumento Mamario cirugía plástica

Aumento Mamario

La cirugía de Aumento Mamario con prótesis es una de las operaciones más frecuentes dentro de la Estética Corporal. El bienestar psíquico que produce la cirugía mamaria es tan extenso que los hombres jamás podremos entenderlo. Como cirujano vivo frecuentemente el cambio positivo que experimentan mujeres que antes de la operación tenían personalidades menoscabadas o problemas de inseguridad enormes. 
Desliza la flecha del centro para ver el Antes y Después

 

Las mujeres que me consultan acerca de aumento mamario usualmente han estado pensando en este tema por muchos años, la mayoría ha sufrido en forma escondida a veces a un nivel inimaginable. Muchas de ellas no confiesan esta verdad secreta jamás a sus esposos, incluso algunas se operan a escondidas, en lugares que no tienen suficientes recursos para enfrentar cualquier mínimo problema, si se suscita.

Hoy existen muchas opciones para la mujer que decide realizarse esta cirugía. Mientras más sepa acerca del procedimiento y de las opciones que puede tomar, la decisión será más acertada.

Antes de operarse, debe conocer

Las diferentes alternativas que existen, los resultados que puede esperar y potenciales riesgos o complicaciones que pueden ocurrir. Aún más importante es que consultes con tu médico todas las dudas que puedas tener, asegurándote de que tus preguntas sean respondidas.

El aumento mamario se puede realizar

  • Con Prótesis (de Silicona, de Poliuretano, con Suero Salino).
  • Con una Reconstrucción Mamaria, nunca indicada para una mujer que no ha tenido una Mastectomía (Ver Reconstrucción Mamaria).

Tipos de implantes/ prótesis Mamarios

tipos de implantes mamarios tipos de implantes mamarios

Los implantes mamarios existen en diferentes tamaños y formas, con varios materiales tanto en su interior, como en su envoltura. Junto a tu médico deberás elegir aquellos que sean los más adecuados para ti. Los implantes mamarios tienen una envoltura de silicona que contiene líquido (suero fisiológico) o una sustancia inerte e inocua parecida a un gel (silicona pura). Las formas son generalmente redondeadas, ovaladas o contorneadas. La superficie de los implantes tradicionalmente ha sido lisa al tacto, pero actualmente existe la opción de que tengan algún tipo de textura. Para adquirir el volumen y la sensación más natural y lo más parecido posible a un glándula normal, los implantes vienen rellenos con:

  • Suero fisiológico (agua y sal) o,
  • Gel de silicona, una sustancia natural, inerte, purificada y en estado de gel.

El suero fisiológico es muy parecido al fluido que constituye hasta un 70% del cuerpo humano. Si el implante tiene alguna pérdida o la solución salina sale, puede ser reabsorbida sin inconvenientes por el cuerpo. A pesar de que los implantes rellenos con suero fisiológico dan una sensación levemente menos natural, son preferidas por muchas mujeres y cirujanos en USA porque la solución salina es un tipo de fluido corporal.

El problema más importante de este tipo de prótesis es que pueden ser colonizados por gérmenes (bacterias) y van perdiendo volumen y turgencia. Se han descrito también algunos casos en que las prótesis de suero fisiológico se han arrugado u ondulado. Ciertamente un implante de gel (silicona) da un mejor resultado y tiene menos problemas.

Los implantes de silicona son preferidos por algunas mujeres y cirujanos porque ser los que más se asemejan a una glándula normal, tanto por su forma, como por la sensación que dan a la palpación.

Mitos sobre los implantes mamarios

Reacción del cuerpo a los implantes

La reacción normal del cuerpo a todo elemento extraño es eliminarlo. El grado de rechazo es en parte dependiente de la biocompatibilidad del material con el que está fabricado. Mientras más biocompatible sea el material, el cuerpo lo rechazará menos. Los científicos están continuamente investigando en nuevos materiales más biocompatibles para el cuerpo. Actualmente uno de los compuestos más biocompatibles es el usado en los implantes mamarios, la silicona. Este material es usado en muchos implantes médicos, tales como marcapasos cardíacos y reemplazos articulares, así como también en productos de consumo usual, como antiácidos, preservativos, implantes luego de cirugía testicular, etc.

El cuerpo siempre formará una membrana, hecha de colágeno, alrededor de la superficie de la prótesis. A esta se le llama cápsula. La formación de esta cápsula es una reacción normal y esperable en cualquier implante, no solo los mamarios. (Así sucede en implantes cardíacos, marcapasos, implantes testiculares, válvulas, etc.).

Opciones de Incisión Quirúrgica y Colocación

Los implantes mamarios son colocados quirúrgicamente usando alguna de las siguientes tres incisiones: inframamaria, periareolar y transaxilar. Estas vías permiten la colocación de la prótesis bajo el músculo pectoral o subglandular (entre el músculo pectoral y la glándula mamaria). No todas las incisiones y colocaciones son apropiadas para todas las mujeres. Por eso es que conociendo las opciones y discutiéndolas con tu médico, podrán juntos decidir aquella combinación que sea la adecuada para ti.

  • La incisión inframamaria es la más frecuente y se realiza en el pliegue que se forma bajo la mama, y la prótesis se inserta por ella. El tejido glandular se perturba mínimamente, y la pequeña cicatriz de la incisión remanente se oculta en el pliegue de piel bajo la mama.
  • La incisión periareolar se hace sobre el margen del área más oscura de la aréola (pezón), insertándose a través de ella el implante. La cicatriz se camufla muy bien en esta zona. Esta vía no es apta para personas con aréolas muy pequeñas.
  • La incisión trans-axilar se realiza en la axila y por ella se inserta la prótesis, la que cae en un bolsillo sobre o bajo el músculo pectoral. La cicatriz se camufla en los pliegues de la axila. Una opción adicional para las pacientes con mamas caídas o deformadas, es la elección de realizarse una mastopexia (levantamiento de la mama) en el mismo tiempo operatorio de la colocación de implantes mamarios.

Procedimiento Quirúrgico

Hay muchos factores importantes que tienen efecto sobre su procedimiento, su recuperación y sus resultados. Estos deben ser bien comprendidos antes de la operación. Algunos de estos factores son:

  • Su salud en general.
  • La forma de su tórax y cuerpo en general.
  • Su capacidad de cicatrizar (fuertemente influenciada por el cigarrillo, alcohol y medicamentos).
  • Cirugías mamarias previas.
  • Tendencia al sangramiento.
  • Infecciones.
  • Desplazamiento del implante.
  • Antecedentes de Cicatrización hipertrófica o queloide.
  • Predisposición a desarrollar una cápsula endurecida alrededor del implante.

Cirugía de Cuerpo y Alma – Caso Tritzie Torrejón Aumento mamario

Usualmente ambulatorio bajo una anestesia suave. Puede retornar al trabajo en unos días. Siempre se realiza en una clínica u hospital con anestesiólogo presente.

Recuperación

24 – 48 horas después Sus mamas se encontrarán algo hinchadas y sensibles.
Medicamentos Analgésicos y antiinflamatorios para el dolor. Y otros medicamentos recetados por el médico.
Tabaquismo NO fumar por más de 2 a 3 meses.
3 – 5 semanas Uso de faja que ayuda a comprimir y evitar la hinchazón excesiva.
Trabajo Aunque la recuperación de cada mujer es distinta, por lo general las pacientes son capaces de reanudar la mayoría de sus actividades normales antes de una semana.
Actividad física Necesitarán al menos 1 mes para reanudar actividades físicas extenuantes.
Complicaciones Si llegaras a presentar cualquier tipo de problema debes contactar a tu médico inmediatamente.

Por ejemplo, si su temperatura corporal se eleva (fiebre sobre 38°C) o alguna de sus mamas se encuentra notoriamente más hinchada, sensibles al tacto, dolorosas, rojas o inflamadas dentro de los primeros días luego de la operación.

Riesgos Potenciales y Complicaciones

Existen riesgos y complicaciones inherentes al aumento mamario, así como en cualquier procedimiento quirúrgico. Debes estar consciente de los riesgos potenciales y discutir las dudas y preocupaciones acerca de ellos con su cirujano previo a la cirugía. 

  • Pérdida de solución salina (Implantes de Suero Fisiológico): Algunos implantes de suero fisiológico se pueden desinflar en los primeros meses después de haber sido colocados y algunos después de años. No obstante, algunos permanecen intactos después de 10 o más años después de la cirugía. No se puede predecir cuándo es más probable que ocurra. La ruptura puede ocurrir por alguna lesión traumática o por el desgaste normal a través del tiempo, con la consiguiente salida de solución salina. Cuando esto sucede, generalmente ocurre rápidamente y se debe remover la prótesis con cirugía, para luego reemplazarlo por uno nuevo. Como la solución salina se encuentra de manera normal en el cuerpo, se reabsorberá en algunas horas sin causar daño.
  • Colonización de la solución salina por bacterias comunes (Implantes de Suero Fisiológico): Es muy frecuente, aunque se duda de su importancia real.
  • Ruptura (Implantes con Gel Silicona): Muy raras veces la cubierta del implante de silicona se puede romper por algún traumatismo muy severo o por deterioro luego de muchísimos años. Generalmente, esto no produce síntomas pero algunas mujeres han descrito sensación de calor local o algún cambio en la sensación o forma de su pecho. Si sientes esto o por alguna razón crees que el implante que tienes se ha roto, debes consultar a tu médico. Si bien no existe un método que no sea la cirugía para detectar la ruptura, la mamografía, ecografía y el examen físico pueden ser de gran ayuda en el diagnóstico de esta complicación. Se reopera cambiando la prótesis. El gel que sale es contenido por la cápsula que rodea al implante. Afortunadamente esto es infrecuente.
  • Difusión de Gel: Ocasionalmente, cantidades pequeñas de silicona se difunden a través de la cobertura del implante de silicona. A pesar que la gran mayoría se queda en el bolsillo formado por la cápsula, pueden migrar cantidades microscópicas del gel a diferentes partes del cuerpo.
  • Dificultar la detección del Cáncer: El implante podría interferir con la detección de cáncer mamario durante la mamografía. Puede “esconder” alguna masa sospechosa en el tejido mamario y además puede dificultar la realización de la mamografía por una persona de poca experiencia. Es esencial que cada mujer que tenga implantes mamarios le informe acerca de su cirugía al tecnólogo mamografista para que este pueda utilizar técnicas especiales y lograr las mejores tomas posibles. Recordemos que en nuestra población alrededor de 10 en cada 100 mujeres presentarán cáncer mamario a lo largo de su vida, y aunque la prótesis no lo induce, tampoco lo evita y deberían tener controles habituales, idealmente con el Cirujano Plástico que las operó.
  • Retracción de cápsula: El tejido cicatrizal o cápsula que normalmente se forma alrededor del implante puede apretarlo. Esto se llama una retracción capsular. Con el pasar de los meses o años algunas mujeres pueden sufrir cambios en la forma o dureza de sus pechos e incluso pequeñas molestias ocasionales. En las muy raras veces en que esta condición es severa puede ser necesario cirugía para corregir el problema, sacando la cápsula membranosa y reponer las prótesis.
  • Asimetría en el resultado: Naturalmente existe cierta asimetría en los pechos y, al ponerse implantes, puede acentuarse.
  • Cirugías Adicionales: Toda mujer que se somete a este tipo de cirugía debe comprender que existe una probabilidad de requerir algún procedimiento accesorio para mejorar resultados, formas o si su cuerpo cicatriza inadecuadamente.
  • Infección: Cualquier cirugía puede complicarse con una infección. La frecuencia de infección con un implante mamario no ha sido estudiada en Chile, pero debes preguntarle a tu médico cuál ha sido su experiencia. Es muy rara en clínicas y hospitales con condiciones higiénicas adecuadas. La gran mayoría de las infecciones dan síntomas en los primeros días a semanas después de la operación. Aunque en teoría es posible en cualquier momento después de la cirugía. Las infecciones asociadas a cuerpo extraño, como son los implantes mamarios, son más difíciles de tratar que aquellas en tejido normal. Si la infección no responde a antibióticos, puede ser necesario remover las prótesis. Después que la infección ha sido tratada, un nuevo implante puede ser colocado.
  • Hematomas: Hematoma es una colección de sangre dentro del cuerpo, en este caso alrededor del implante o en la proximidad de la incisión. Puede dar síntomas como aumento de volumen, dolor o cambios de color. El riesgo de tener un hematoma no es conocido y es distinto para cada paciente. Algunos factores como enfermedades relacionadas con el sistema de la coagulación y medicamentos del grupo de la Aspirina aumentan el riesgo de tener un hematoma. Los hematomas pequeños son reabsorbidos por el cuerpo, pero si son grandes pueden necesitar ser evacuados por su médico tratante
  • Cambios de sensibilidad en la aréola y piel: La sensibilidad en la aréola, el pezón y la piel sobre la mama puede aumentar o disminuir después de la cirugía. Estos cambios generalmente son temporales.
  • Desplazamiento del implante: En algunas oportunidades el implante puede moverse de su lugar original, dando al pecho una forma poco natural. En esos casos puede ser necesario algún tipo de cirugía para corregir el problema.

Aumento mamario y Cáncer mamario

Finalmente debo aclarar que el aumento mamario no aumenta ni disminuye las posibilidades de desarrollar Cáncer mamario.

La glándula mamaria está hecha de tejido glandular, adiposo (graso), y fibroso. Además de vasos sanguíneos, ductos lactíferos (producción de leche), glándulas, y nervios sensitivos. Hay una capa de tejido graso que rodea a la glándula lo que le da una consistencia y contorno suave. Bajo la mama está el Músculo Pectoral Mayor. Este es un músculo grande que participa del movimiento del brazo. El tamaño y la forma de mama varía mucho dependiendo de la anatomía de la mujer y existe una asimetría, lo que significa que las dos mamas no son iguales.

Estas variaciones son normales y ocurren en la mayoría de las mujeres. Estos están determinados por la turgencia de los tejidos y de las fibras que sostienen la glándula, la cantidad de tejidos glandular y graso presentes. También se ven afectados por la edad, embarazos y lactancias previas, genética y elasticidad de la piel.

Compartir