Avda. Las Condes 13305, Santiago, Chile.

Horarios : Lu a Vi: 9 a 20 hrs. Sá: 9 a 14 hrs.
  Teléfonos : +56 22 207 11 25

Bótox

Botox Cirugía plástica

¿Qué es el botox®?

El Bótox es una toxina producida por una bacteria. En dosis gigantescas puede ser tóxica. Sin embargo, la dosis utilizada en tratamientos estéticos y terapéuticos es segura y ha sido usada en Estados Unidos por décadas. Se utiliza para el tratamiento de las arrugas por los cirujanos plásticos y dermatólogos desde mediados de los años 90.

La aplicación de bótox puede mejorar dramáticamente el aspecto de las arrugas frontales y del ceño, produciendo un efecto de juventud y belleza facial. Se utiliza para arrugas de la frente, (ceño) entre los ojos, “patas de gallo” y, ocasionalmente, para algunos surcos verticales sobre el labio superior y cuello. 

Antes y Después

¿Cómo funciona el Botox?

Esta tóxina tiene la particularidad de debilitar la musculatura sobre la que se aplica. Algunas de las arrugas faciales se producen por contracción de músculos. Así por ejemplo, al sonreír se contraen líneas alrededor de los ojos, llamadas “patas de gallo”. Sobre estas arrugas puede utilizarse Botox, debilitando los músculos que las producen.
Existen muchos tipos de toxina botulínica (Botox es el nombre comercial que la popularizó) y los pacientes reaccionan de diferente manera. Algunas personas tienen musculatura más resistente, y requieren dosis más potentes. Los hombres tienen más fuerza muscular y requieren dosis más altas.

Procedimiento

El botox se inyecta con jeringas delgadas y no requiere anestesia alguna. Este procedimiento deber ser realizado por un médico experimentado. Se realiza de manera ambulatoria con alta inmediata, el efecto se empieza a notar a las 24 horas y continuar mejorando por al menos 5 días. Luego de la aplicación puede volver inmediatamente a su actividad normal. El efecto puede durar en promedio 4 meses, pero puede variar desde 3 a 8 meses. Luego de la inyección no debe recostarse (siesta) al menos por 4 horas y debe evitar ejercicio extenuante. El resto de las actividades pueden ser normales.

Usos comunes para el botox

  • Arrugas Faciales
  • Sonrisa gingival (encías “a la vista”)
  • Contracturas musculares del cuello
  • Bruxismo (apretar los dientes)
  • Cefaleas y Migrañas
  • Depresión endógena crónica
  • Sudoración e hiperhidrosis en axilas, manos y pies
  • Temblor esencial
  • Tics nerviosos
  • Fisura anal
  • Cicatrices

Consejos

  • Cuidado con el Botox falsificado que se ofrece por internet.
  • El Botox no es una sustancia de relleno.
  • No permitas que te lo aplique personal no médico. No debe ser hecho por esteticistas.
  • Si el efecto del bótox inyectado es insuficiente, espera al menos unos cuatro días antes de volver a recibir otra inyección.
  • Dado que la inyección puede producir equimosis pequeños (moretones), evita recibir este tratamiento antes de algún evento importante.

Complicaciones

  • La complicación más temida del botox es la parálisis temporal de un músculo necesario. Lo típico es una caída del párpado, el que puede estar paralizado por varias semanas. Es totalmente reversible con el tiempo. Es muy inusual.
  • Que el efecto dure pocas semanas o incluso no aparezca puede deberse a dosis insuficiente, poca experiencia del médico o que el medicamento se encuentre en malas condiciones. El bótox requiere estar congelado, su manejo es muy delicado y una vez reconstituido se degrada día a día.
  • Existen pocas contraindicaciones  a su  uso, entre los que se cuentan uso concomitante de Antibióticos Aminoglicósidos, Medicamentos bloqueadores del Calcio, Embarazo y lactancia y personas con enfermedades neurológicas del tipo Miastenia gravis.

Compartir