Existen ciertas acumulaciones de grasa en el cuerpo, algunas veces llamadas “Grasa Constitucional”, que son particularmente difíciles o imposibles de remover, aún bajando muchos kilos y con gran cantidad de ejercicio regular. Estos depósitos están típicamente localizadas en las caderas, cara interna del muslo y abdómen en las mujeres. Las de los varones están casi siempre en abdomen y ocasionalmente en el tórax.

sobrepesoa1sobrepesoa2

El depósito de grasas localizadas está determinado genéticamente y es ésta la causa de que algunas mujeres delgadas tienen depósitos específicamente anómalos, fenómeno llamado Lipodistrofia.

En estos casos de obesidad moderada o lipodistrofia es que la Liposucción o Lipoescultura es particularmente efectiva.

Para estos pacientes representa la única forma segura y efectiva de remover la grasa que las dietas y tratamientos medicamentosos no son capaces de eliminar.

No existe ninguna otra técnica capaz de dar mejores resultados para modelar el contorno corporal que la Liposucción o Lipoescultura.

sobrepesoa3sobrepesoa4

Candidatas (os) para Liposucción

Las candidatas ideales son aquellas que están en un peso cercano al normal y que tienen depósitos de grasas resistentes a las dietas y ejercicios. Para aquellos que tienen bastante sobrepeso la liposucción puede ayudar a incentivar la pérdida de peso y volumen. La liposucción no es para pacientes con Obesidad Mórbida, o Grado III, en que es incluso de mayor riesgo.

Es importante saber que la Liposucción no es un método para bajar de peso, no substituye el ejercicio ni una adecuada alimentación. Tampoco es un tratamiento para la obesidad. Es más bien una espectacular forma de modelar el cuerpo, con métodos seguros, con bases científicas conocidas y realizada por cirujanos plásticos entrenados en centros apropiados. El principal cambio es de la forma corporal, no de peso o talla.

Cuándo realizar una Liposucción

  • cuando el peso está relativamente estable.
  • si tiene depósitos de grasas y su peso es estable por más de un año. Las mejores candidatas son aquellas que tienen mejor tonicidad de los tejidos subcutáneos.

Buena Tonicidad

  • piel elástica
  • paciente razonablemente joven
  • piel gruesa
  • ausencia de estrías
  • Moderada exposición solar

Mala Tonicidad

  • piel suelta
  • adulto mayor
  • piel delgada
  • con estrías
  • excesiva exposición solar

Si ha subido de peso justo antes de someterse a una Liposucción seguramente seguirá subiendo después.

Cuando la tonicidad de la piel es buena los resultados serán mejores.
No todas las áreas del cuerpo responden igual a una liposucción.
Qué esperar

Antes de realizar la liposucción su cirujano hará marcas en su cuerpo de las áreas que se van a succionar, para guiarse durante el procedimiento, el cual se efectuará con anestesia según el caso.

Los resultados inmediatos son edema importante (Hinchazón) , un ligero aumento de peso (que desaparece a los pocos días post operatorios) y moretones (Equimosis), según el caso, el dolor será tratado con analgésicos y antinflamatorios.

La mayor parte de los pacientes retornan a su trabajo a la semana o 10 días, pero algunas personas requieren más tiempo. A las 5-6 semanas ya se puede apreciar un cambio significativo en el contorno y forma corporal.

La sugerencia que la liposucción hace desaparecer las estrías es falsa. Mejora discretamente el aspecto llamado Celulitis pero es moderado. No hay otras técnicas para mejorar en forma permanente esta alteración y ciertamente los masajes con vacío tipo endermología hacen más daño por aumentar la flaccidez de la piel y tejidos subcutáneos.

sobrepesob1sobrepesob2

¿Se recupera la grasa perdida luego de la Liposucción?

Este procedimiento consiste en retirar células adiposas, que son las que concentran la grasa subcutánea. Al sacar estas células, no es posible que se forme de nuevo grasa en ellas, aunque puede depositarse en células adiposas de otros lugares. Sobre el 90 % de los pacientes operados mantienen forma y talla. Bajo ese lente, la liposucción es muchísimo más exitosa que cualquier dieta.

Consejos y datos Prácticos

  • Esperar hasta que su peso esté estable por un tiempo.
  • No espere que una Liposucción mejore su celulitis en forma importante.
  • Mantener el peso después de realizada la Liposucción.
  • Buscar un Cirujano con gran experiencia, en un centro de conocido prestigio y con normas de seguridad adecuadas.
  • Considere un lifting si su piel está muy suelta.
  • Las áreas tratadas por Liposucción en general no engordan de nuevo, pero si la comida es muy excesiva se podrían formar nuevos depósitos de grasa en otras partes del cuerpo, como por ejemplo hombros, piernas, brazos

Obesidad Mórbida

Definición: Se considera obesidad, la excesiva cantidad de grasa corporal, lo que aumenta el riesgo de enfermedades y de muerte prematura.

El grado de obesidad se obtiene de la relación entre el peso expresado en kilos y la talla expresada en metros al cuadrado; esta relación se expresa como índice de masa corporal (IMC).

Clasificación de Obesidad:

Bajo peso
< 18,5
Normal
18,5 – 24,9
Sobrepeso
25 – 29.9
Obesidad I
30 – 34,9
Obesidad II (Grave)
35 – 39.9
Obesidad III (Mórbida)
> 40
Superobeso
> 50

Fórmula: IMC = Peso (Kilos) / (Talla (metros) 2

Importancia del problema:

En el mundo, los cambios en los hábitos de alimentación y la vida sedentaria ha llevado este problema a niveles muy importantes.
En USA, en 1978 se consideraba que el 12 % de la población era obesa, en 1990 esta cifra llegó al 20 % y en 1995 el 50 % de la población adulta tenía un IMC > 30. En los niños este problema también es importante, estimándose que en la actualidad el 25 % de la población infantil tiene sobre peso.
En nuestro país se ha registrado un aumento del 56 % de la prevalencia de obesidad en escolares los últimos años.

En la actualidad, se considera que en nuestro país al 39 % de las mujeres y el 20 % de los hombres tiene este problema. Enfermedades Asociadas:
Las patologías más importantes que se asocian al aumento de la presión dentro de la cavidad abdominal son: Insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria por hipoventilación, reflujo gastroesofágico, incontinencia urinaria, hernias, hipertensión arterial, ulceras venosas en extremidades inferiores.

Otro grupo de enfermedades constituyen el llamado Síndrome metábolico:
Resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo II, dislipidemias (aumento en niveles de colesterol y trigliceridos), quistes ováricos, hígado graso, el que incluso puede progresar hasta una cirrosis hepática.

Tratamiento médico:

El tratamiento médico de la obesidad en base a dietas, ejercicios apoyo sicológico etc. es de bajo rendimiento, caracterizándose por que los pacientes con obesidad importante, logran bajar de peso con gran sacrificio,
pero luego de suspendido el tratamiento, vuelven a subir, a veces a cifras de peso mayores que los que tenían al comienzo del tratamiento.
Estos malos resultados, se relacionan directamente con los niveles de obesidad.

En grandes series de pacientes con estos métodos, solo el 5% a 10 % logra una baja de peso mantenida, el 25 % mantiene su peso y el 55 % sube de peso.
Por este motivo, los últimos 10 años, se ha desarrollado en todo el mundo distintos programas de tratamiento quirúrgico de la obesidad .

Tratamiento quirúrgico:

Dada la complejidad del problema es fundamental considerar que debe realizarse en el contexto de un Programa de tratamiento de la obesidad integrado por un equipo multidisciplinario: médico nutriólogo, siquiatra, cirujano, además apoyo de nutricionista y kinesiólogo o preparador físico.
El concepto es que el paciente sea muy completamente evaluado: desde un punto de vista nutricional con pautas de alimentación y medición de niveles en sangre de glicemia, insulina, hormonas tiroideas, colesterol, etc.También evaluación cardiovascular y respiratoria. Se recomienda una evaluación sicológica previa a la cirugía y finalmente un estudio endoscópico del estómago y una ecotomografía para evaluar el hígado (por la posibilidad de hígado graso) y la vesícula biliar (por la posibilidad de cálculos en ella).
Dependiendo de los resultados de esta evaluación, el paciente será controlado por un especialista en cardiología, broncopulmonar, endocrinología, traumatología etc.

Alternativas de tratamiento quirúrgico de la obesidad:

By Pass Gástrico y Gastroplastía:

Consiste en la creación de una pequeña bolsa gástrica con capacidad de 15 a 20 cc. La que se conecta con un by pass de intestino delgado de aproximadamente 1,5 mt. de longitud (esquema).
Este tratamiento combina 2 elementos: restricción y disminución en la absorción.
Es el método más usado en USA y en nuestra universidad.
Tiene muy buenos resultados en disminución de peso y mejoría de las patologías asociadas (diabetes mellitus, hpertensión arterial, problemas traumatológicos etc).
Se considera un éxito cuando el paciente baja más del 50 % de su exceso de peso, esto se ha logrado en el 93 % de nuestra serie. En cuanto a las enfermedades asociadas el 92 % de las diabetes se mejora al igual que el 92 % de la hipercolesterolemia, el 86 % de la hipertensión arterial etc.
Se trata de una intervención quirúrgica de magnitud considerable por lo que la evaluación antes descrita es muy importante para que el riesgo sea bajo.
En nuestra institución hay un fallecido en 700 pacientes, con un 11,7 % de complicaciones, (infección de herida operatoria, hemorragia digestiva,
dehiscencia de sutura):

Banda gástrica ajustable:

Es la técnica más usada en Europa, consiste en la instalación por vía laparoscópica de una banda alrededor del estómago, la que es inflable de modo de obtener un reservorio gástrico pequeño; es por lo tanto un método solo restrictivo, que requiere de régimen estricto y control periódico para ser exitoso.
Tiene bajo riesgo de instalación, no requiere de sección ni uniones en el tubo digestivo. Si bien es cierto, los pacientes quedan con un cuerpo extraño en su organismo, las complicaciones como infección, desplazamiento
de la banda, perforación del estómago son poco frecuentes.
Por ser un método solamente restrictivo, los pacientes bajan menos de peso que con el by pass y por lo tanto, lo indicamos en pacientes con menor nivel
de obesidad y sicológicamente aptos.

Balón Intragástrico:

Consiste en la instalación endoscópica de un balón intragástrico, que actúa restringiendo la capacidad gástrica.
Es un método transitorio (máximo 6 meses) y que está indicado en pacientes que tienen un grado muy extremo de obesidad lo que hace un tratamiento quirúrgico muy riesgoso, por lo que se los prepara síquica y físicamente, bajando de peso, para después operarlos con una técnica más definitiva.
También se recomienda en pacientes con grados leves de obesidad en quienes se considera que con una ayuda. física, unida a adecuado tratamiento médico con dieta, ejercicios y apoyo sicológico pudieran lograr bajar de peso en forma importante, de modo que una vez retirado el balón sigan con nuevo estilo de vida.