Avda. Las Condes 13305, Santiago, Chile.

Horarios : Lu a Vi: 9 a 20 hrs. Sá: 9 a 14 hrs.
  Teléfonos : +56225994525 ó +56222071125

Muchas personas que decidieron tatuarse se arrepienten con el tiempo. Estas decoraciones son muy fáciles de realizar, pero muy  difíciles de eliminar, en especial los tatuajes hechos por amateurs, ya que los pigmentos usados son de peor calidad. Por otro lado, existen posibilidades de contraer una infección viral si los instrumentos con los que se realiza el tatuaje están contaminados.

Los procedimientos para sacar los tatuajes incluyen escisión o resección quirúrgica, dermobrasión, y láser.

La resección o escisión quirúrgica funciona muy bien cuando se trata de un tatuaje pequeño, pero no podemos evitar la cicatriz. Ocasionalmente se remueve una gran área y se pone un injerto de piel.

La dermobrasión consiste en raspar la piel con pequeños instrumentos médicos que van, paso a paso, borrando el tatuaje. También quedan cicatrices y áreas de piel más pálidas.

Frecuentemente se necesitan varios tratamientos con este sistema y aún así hay ocasiones en que no pueden borrarse en su totalidad.

El láser es el tratamiento más efectivo para remover tatuajes. La tinta se expande o destruye con el calor del haz luminoso láser y la convierte en diminutas partículas que el cuerpo es capaz de absorber a través de su sistema inmune. Normalmente los tatuajes constan de dos o más colores y por consiguiente,  se necesitará varias sesiones para conseguir buenos resultados. Sin embargo,  hay veces  en que los tatuajes son muy profundos, oscuros y hechos con tintas muy concentradas, es en estos casos donde se puede requerir  de muchísimas sesiones para removerlos.

Foto 1Foto 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir