Considere Usted los Riesgos Generales de cualquier cosa: permanecer dentro de nuestra casa conlleva un riesgo, salir de ella también. Conducir un automóvil, caminar por la calle, comer un hot dog, ir a un asado, cortar el pasto, viajar en Metro o autobus también. No mencionemos los riesgos multiples asociados a unas vacaciones. Todo lo que hacemos conlleva un riesgo. Es así como la Cirugía Plástica y nuestra experiencia y recuperación dependerá, en gran medida , de nuestro organismo porque somos seres únicos e irrepetibles, y funcionamos en forma particular.

Un buen candidato es aquel que:

  • Es capaz de reconocer el lugar de su cuerpo o cara que desea mejorar
  • Es relativamente sano (a)
  • Está dispuesto a vivir un período de recuperación de acuerdo a las instrucciones de su Médico.
  • Aquel que tiene claro que la Cirugía Estética no es la fuente de la felicidad sino una pequeña ayuda.
  • Sin diabetes
  • Sin antecedentes cardíacos
  • No fumador
  • Sin Obesidad importante.

Un mal candidato es aquel que:

  • Aquel que piensa que la Cirugía resolverá todos sus problemas
  • Una Persona anciana, frágil y enferma
  • Diabético, anoréxico, bulímico y hemofílico (a)
  • Con hipertensión arterial no controlada,
  • Con un historial médico con infartos
  • Fumador empedernido,
  • Con obesidad mórbida
  • Mujeres embarazadas o lactando.

Cualquiera que sea su condición médica es esencial que Ud se preocupe de optimizar otros factores, como:

  • Operarse en un Centro Médico de reconocido prestigio.
  • Con Unidad de Tratamiento Intensivo que tenga mecanismos y medios para resolver una emergencia médica.
  • Con equipo de Anestesia bien entrenado y especialización reconocida, con más de un especialista disponible en todo momento.
  • Con un Cirujano Plástico bien entrenado y con especialización reconocida por las Instituciones Científicas Correspondientes (Ver: Como escoger un Cirujano Plástico)

El riesgo estadístico de tener una complicación inesperada dentro de una operación de Cirugia Plástica Estética es muy baja, del orden de una cada 500 a 1000 operaciones, la posiblidad de complicación en una operación de apéndice es de 1 en 10, en una hernia de 1 en 50 y asi se hace cada vez más improbable tener algun problema. La complicacion más frecuente es una infección de la herida con pérdida cutánea.

Garantía de Resultados

El médico contratado para realizar una operación jamás puede garantizar un resultado determinado. El paciente accede a ser operado por un médico que hará todo lo posible, de acuerdo a su conocimiento y usando las técnicas vigentes a la fecha, para realizar determinados procedimiento, pero jamás por ello debe esperar una garantía. La cirugía en los seres humanos tiene múltiples variables, no cuantificables y estas pueden afectar el resultado final. Un ejemplo de ello es la cicatrización anómala y que depende de su genética, que pudiese tener alguien, a pesar de la experiencia del cirujano y una operación exitosa. Parecida es la situación donde una persona contrata a un abogado, en que se hará todo lo posible por ganar un caso determinado. El abogado jamás podría garantizar el resultado de un juicio. La experiencia del médico en casos similares será determinante en obtener el resultado deseado, pero siempre debe considerarse la aparición de posibles probemas. Esto hace que el contrato médico – paciente sea de intenciones y no de fines o resultados garantizados. La paciente debe entender y asumir esta realidad antes de someterse a ningún procedimiento. Estadisticamente un 1 a 2 % de las pacientes de cirugía plástica en un centro de prestigio tendrá un resultado insatisfactorio.

Resultados Insatisfactorios Vs Complicaciones

Los Resultados Insatisfactorios no son una complicación sino lo que su nombre dice. Si el paciente, el cirujano o ambos coinciden en que el resultado no es el esperado se lo llama Insatisfactorio. Esto puede deberse a un problema real en que no se logró lo que se intentaba (Por ejemplo dentro de mis pacientes operados de la nariz, re-opero dos al año por que el resultado no me deja contento), o bien la expectativa del paciente no se ajustaba a lo propuesto. Un ejemplo de resultados insatisfactorios son las cicatrices queloides y las cicatrices poco estéticas que dependen de usted y su genética. Por esta última razón es que es tan fundamental conversar bien con su cirujano antes de la operación. Estos factores se pueden corregir sin mayor problema.

Costos de Re-operación

Cuando el resultado es insatisfactorio y desafortunado se puede requerir Revisiones Quirúrgicas. Por acuerdo internacional el costo de hospitalización, insumos, pabellones, etc lo deberá asumir la (el) paciente y el monto de honorarios del equipo médico por una nueva operación lo asume el cirujano y su equipo.