Lesiones Cutáneas

Lesiones Cutáneas

Diccionario de lesiones cutáneas

  • Manchas café con leche: Las manchas de la piel varían en color y forma, las más comunes son de color “café con leche” y pueden aumentar en tamaño y número durante la niñez y la pubertad. Estas manchas pueden tratarse en forma efectiva con sesiones de láser con un fin estético si se desea.


  • Angiomas, Venitas: Otras manchas de la piel son rojas o violáceas y están compuestas por pequeños vasos sanguíneos. Usualmente están en la cara y también son tratadas de manera muy efectiva con láser. Ver También Sección Angiomas de Nacimiento o Congénitos.


  • Pecas: Las pecas son problemáticas durante el verano porque aumentan en número y apariencia. Se recomienda usar bloqueador solar y tratar de evitar la exposición directa al sol. A veces no basta con un tratamiento de láser para eliminarlas, en ciertas ocasiones se necesita algún tipo de peeling.


  • Xantelasma: Son acumulaciones de material graso en la zona palpebral, superior e inferior. El tratamiento consiste en sacarlos quirúrgicamente, bajo anestesia local como procedimiento ambulatorio.


  • Melasma: Es una área de piel manchada y oscura ubicada generalmente en la cara o en el cuello de las mujeres embarazadas o en quienes usan algún método anticonceptivo oral. Estas manchas se caracterizan por una apariencia sucia y con bordes irregulares. Pueden empeorar, con la exposición solar. Su tratamiento dependerá de cuán profundas son. El tratamiento con láser no es efectivo para éste tipo de manchas. Los melasmas profundos podrían ser permanentes.


  • Papiloma, Acrocordon: Son lesiones pedunculadas, de carácter benigno, que aparecen en zonas axilares, palpebrales, cuello y zonas de flexión. Particularmente frecuentes en adultos mayores y obesos. Ocasionalmente se tuercen y producen dolor. Sólo requieren ser sacadas si son poco estéticas o molestan por su tamaño o ubicación.


  • Queratosis Seborreicas y Seniles: Placas que aparecen en áreas con glándulas sebáceas, particularmente en espalda, cabeza, manos, brazos. Son muy frecuentes después de los 50 años. Es posible que sean condiciones premalignas. Cuando son de más de un centímetro o se encuentran en lugares molestos, las saco y envío a Biopsia.


  • Fibromas y Dermatofibromas: Lesiones nodulares, benignas, de un color café amarillento, de ubicación preferente en las piernas y más común en mujeres. Se supone que son reacciones a trauma o picadas de insectos. Solo se sacan si son muy grandes o molestan. Están adheridos a la epidermis. Existen también lesiones dentro de la boca, en paladar y lengua.


  • Pecas Solares o Léntigos solares: Se producen por la acumulación de rayos ultravioleta. Aparecen en las manos, la cara y el pecho. También empeoran con la exposición solar. Son tratadas con diferentes técnicas como láser, peeling o uso de agentes depigmentantes o blanqueadores. Es importante diferenciar los Léntigos solares del Melanoma in Situ (o Melanoma de Hutchinson).


  • Rosácea: Es un desorden de la piel, en donde las mejillas, la nariz y el mentón se enrojecen fácilmente como reacción a comida condimentada, alcohol o estrés. Después de algunas años, estas áreas pueden quedar permanentemente rojas y desarrollar pequeñas venitas. En estos casos, el tratamiento de láser puede mejorar o incluso eliminar estos defectos, pero debe recordarse que la rosácea es una condición médica que debe estar a cargo de un Dermatólogo. La forma más exagerada de la Rosácea es llamada Rinofima. Es un aumento gigantesco del tamaño de las glándulas sebáceas en la zona de la nariz, en ocasiones monstruosa. Se caracterizan por tener ductos glandulares muy dilatados y llenos de queratina. Esta condición no se relaciona en forma alguna con el consumo de alcohol. El tratamiento quirúrgico consiste en un cierto afeite de las lesiones y luego hacer que cicatrice en forma lenta.


  • Lunares o Nevos: Son pigmentaciones irregulares de la piel que pueden ser muy visibles cuando se encuentran en la cara. Estos pueden ser claros u oscuros, grandes o pequeños, con relieve o lisos, con o sin pelos. Deben sacarse si han cambiado, sangrado o si se encuentran en lugares de roce usando anestesia local, siempre mandando a biopsia la muestra para descartar cualquier anomalía o el temido cáncer de la piel. (Ver: Cáncer de la Piel)Los seguros de salud e Isapres cubren los gastos incurridos por este tipo de cirugías. Algunos Nevos son más gruesos, prominentes y ocasionalmente tienen pelos, técnicamente llamados Nevos dérmicos. Estos son llamados popularmente “Lunares de Suegra” son frecuentes en la cara de mujeres mayores y han sido inmortalizados en la suegra de Condorito.


  • Infecciones de la Piel: Un quiste es una acumulación de contenido líquido o gel en una cavidad. Quistes Sebáceos son acumulaciones de material sebáceo en relación a glándulas destruidas. Muchos de ellos se reconocen por tener un orificio de salida que está bloqueado. Pueden secretar material de mal olor y con frecuencia se infectan. Jamás deben apretarse porque esto ayuda a que se diseminen en los tejidos profundos. Deben sacarse quirúrgicamente ya que la posibilidad de infección es alta y además por que no desaparecen espontáneamente.


  • Quistes Sinoviales: Quistes de la vaina sinovial, con contenido de gel transparente. No desaparecen solos y su resección quirúrgica está indicada cuando son grandes, crecen, duelen o están en áreas molestas. Un 10 % aparece nuevamente luego de la resección. Son enteramente benignos. Son muy frecuentes en zonas de extensión de la mano y muñeca.


  • Lipomas: Son tumores benignos de células adiposas o grasas. Estas células son indistinguibles de los adipocitos normales. Se encuentran en el tejido subcutáneo, no adheridos a la epidermis, sino a planos profundos; pueden ser nodulares o lobulares, y algunos pueden ser duros si su contenido de tejido fibroso es mayor. Son muy frecuentes en cuello, hombros, espalda y brazos. Ocasionalmente se encuentran embebidos dentro de un músculo. Pueden convertirse en malignos si su tamaño grande y si crecen deben sacarse mediante cirugía local. La forma más espectacular de sacarlos es mediante una biopsia del tejido seguido de la eliminación de la grasa con liposucción localizada, lo que tiene el beneficio de dejar una cicatriz puntiforme. Siempre sugiero a mis pacientes sacarse los lipomas por la posibilidad de transformación en sarcomas, un tumor maligno derivado de los adipocitos y quizás de los lipomas.


  • Linfangiomas: Tumores benignos, producido por errores en la formación embriológica del sistema linfático. Frecuentemente aparecen en la pubertad, sin haber dado manifestaciones previas. Crecen lentamente y pueden producir problemas al comprimir estructuras, típicamente en el cuello, pero también en otras zonas. Peden producir pequeñas vesículas húmedas en la piel. Cuando se sacan quirúrgicamente pueden reaparecer, aunque su crecimiento es habitualmente muy lento.


  • Queratoacantoma: Tumor de gran tamaño derivado del aparato pilosebáceo del pelo, relativamente frecuente en hombres mayores. Siempre debe sacarse quirúrgicamente ya que es casi indistinguible del tumor maligno Carcinoma Espinocelular. Su crecimiento es rápido y se localiza generalmente en extremidades superiores, cara y cuello. Puede desaparecer espontáneamente.


  • Leucoplaquias: Son lesiones de aspecto blanquecino que aparecen el labios, boca y lengua. Son premalignas y siempre deben ser estudiadas y biopsiadas.

Importante

Cualquier lesión sospechosa cutánea o bajo la piel debe ser vista por un especialista, estudiada y/o biopsiada, hasta tener un diagnóstico definitivo.

Es muy importante que cualquier lesión resecada por un médico sea enviada SIEMPRE a biopsia, aunque parezca benigna. Un error en este paso del diagnóstico puede traer consecuencias lamentables más tarde.

Las Dermatitis, Verrugas, Eczema, Acné, Herpes, Micosis, Urticarias y Eritemas no son discutidos aquí por ser lesiones relacionadas más con la Dermatología y no con la Cirugía Plástica.

Compartir