Avda. Las Condes 13305, Santiago, Chile.

Horarios : Lu a Vi: 9 a 20 hrs. Sá: 9 a 14 hrs.
  Teléfonos : +56225994525 ó +56222071125

Cáncer de Piel y Tumores de Tejidos Subcutáneos

El Cáncer de piel agrupa a tres tipos de lesiones principales y muy diferentes entre sí. A su vez cada una de ellas se subdivide varios subgrupos. El cáncer de piel es la forma más frecuente de cáncer, y su frecuencia aumenta duplicándose cada 10-15 años.

Los tres tipos básicos son:

  • Carcinoma Baso-Celular, a veces llamado Epitelioma
  • Carcinoma Espino-Celular
  • Melanoma Maligno

Carcinoma Basocelular

Pequeña lesión un poco más rojiza que la piel y levemente solevantada. Su ubicación más frecuente es cabeza, cuello y manos. Son los tumores más frecuentes de piel en personas de piel blanca. Existe una relación directa con la exposición solar en este tipo de tumores. Son de diseminación lenta demorando meses o incluso años para alcanzar un diámetro aproximado de 1 cm. Si no se los saca quirúrgicamente, empiezan a erosionarse, a sangrar y a presentar curación incompleta con cicatrices y costras. Muy rara vez se disemina a otras partes del cuerpo, el daño se produce más bien por invasión local. Si son sacados a tiempo y en forma completa su resultado estético y funcional es excelente.

 

Carcinoma Espinocelular

Se presentan como pequeños nódulos o lesiones solevantadas rojizas y se pueden ver cubiertas por cierto grado de descamación blanquecina. Se encuentra usualmente en el borde de la oreja, en la cara, los labios y la boca. Es un tumor que se encuentra usualmente en personas de piel clara. Evoluciona generalmente en masas de gran tamaño y al contrario del Carcinoma Basocelular, este sí puede producir metástasis. Su tratamiento es quirúrgico y debe ser agresivo.

Melanoma Maligno

Es el tipo de cáncer de piel más agresivo, y su pronóstico es reservado, aunque existen diferentes tipos. Se genera a partir de los melanocitos o células de melanina, sustancia pigmentada que protege la piel del sol y es responsable del color de la piel bronceada.

Las células malignas de los Melanomas producen de manera continua melanina, lo cual le da característicamente, a este tipo de tumores, la mezcla de pigmentos entre café y negro. El melanoma tiene una tendencia natural a la diseminación o metástasis, siendo por lo tanto su diagnóstico y tratamiento precoces esenciales. El melanoma puede aparecer de manera espontánea sin ningún tipo lesión previa o puede desarrollarse en la cercanía o en los bordes de algún tipo de lunar.

EJEMPLOS DE MELANOMA

Es importante conocer la localización y la apariencia de los lunares en el cuerpo para detectar de manera precoz cualquier tipo de cambio que pueda ocurrir en alguno de ellos. La exposición prolongada y repetida al sol es la principal causa de melanoma, así como en los otros tipos de tumores de la piel. También tienen un rol importante la herencia familiar y la presencia de Lunares Atípicos. Aquellas personas que tienen estos lunares debieran consultar frecuentemente, con un seguimiento cada 6 o 12 meses.

Factores que uno debe tener en cuenta para identificar aquellos lunares que pueden estar en riesgo:

  • Cambios en la superficie de los lunares.
  • Sangramiento o lesiones erosionadas en algunos de estos lunares
  • Bordes irregulares
  • Picazón, dolor o molestias en la zona del lunar.
  • Lesiones satélites
  • Antecedentes de Nevos Atípicos Previos

LESIONES SALIENTES DE MELANOMA

Melanoma Maligno en Diferentes Ubicaciones

¿Qué especialista trata un cáncer de piel? ¿Cómo?

La mayoría de estas lesiones son vistas y tratadas por Dermatólogos, en sus consultas. Estas son lesiones pequeñas e iniciales, y su tratamiento debe ser siempre la remoción quirúrgica de ellos. Lesiones de mayor tamaño deben ser tratados por un Cirujano Plástico con especialización Oncológica y experto en Reconstrucción. Existen Centros Médicos que cuentan con equipos multidisciplinarios, como es el caso de la Red de Salud de la Universidad Católica. En nuestro Equipo de Profesionales se cuenta con vasta experiencia en este tema.

Tratamiento

Afortunadamente el cáncer de piel es relativamente fácil de detectar y en etapas tempranas fácil de curar. Es así, que lesiones muy malignas como el melanoma encontradas en etapas tempranas pueden ser tratadas de manera exitosa y la curación del carcinoma de células basales y de células escamosas puede ser incluso mayor al 98% si es detectado en etapas precoces.

Lo más importante del tratamiento efectivo del cáncer de piel es la consulta precoz y un exámen periódico rutinario En etapas tempranas el tratamiento se basa en la resección completa de la lesión. Su médico tratante podrá después aconsejarlo acerca de la necesidad de eventuales terapias complementarias, como quimioterapia o radioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir